Emprender con Equidad de Género

El talento es universal, pero las oportunidades no lo son. Nuestra sociedad funciona con una estructura patriarcal, lo que genera una pérdida considerable de talento femenino, al no propiciar las condiciones adecuadas para lograr armonía entre el mundo de la competitividad, de carácter masculino y los ámbitos de la familia y el desarrollo personal. Por esta razón, las mujeres tienden a iniciar sus proyectos o negocios autónomos que permiten conciliar estos ámbitos.

¿Cómo equilibrar los diversos roles de la mujer?   Se requiere del cambio de creencias profundas y el desarrollo de habilidades emocionales y actitudes favorables para responder a este reto.   Este fenómeno  plantea un reto en el mundo laboral, en donde los horarios de trabajo, las condiciones de maternidad, las exigencias para la competitividad restringen la posibilidad de equilibrio familiar, tanto para hombres como para mujeres. Por ello es creciente la tendencia de las mujeres hacia la micro empresa que permite conciliar y armonizar estos dos mundos en los que la mujer particularmente y por cultura ha tenido la responsabilidad de equilibrarlos. Las condiciones laborales, los horarios de trabajo y el sistema empresarial, han favorecido para que las mujeres elijan el trabajo independiente y la creación de micro empresas, como su mejor opción para lograr su autonomía económica y la sostenibilidad de su familia.

Beneficios del Emprendimiento con Equidad de Género

Es seguro que si se invierte en la formación de mujeres para que desarrollen negocios más adecuados a las exigencias de la vida familiar, se contribuirá a construir un mejor tejido social.

  • La autonomía económica es el principal factor para que una mujer viva con libertad, tome sus decisiones y logre poder en todos los ámbitos de su vida.
  • Las mujeres tienden a emprender buscando el equilibrio familiar, por lo que prefieren negocios pequeños, a la medida de sus posibilidades, que generen ingresos suficientes para sus necesidades familiares. Por ello requieren una formación que las lleve a iniciar y consolidar este tipo de micro-empresa, que no necesariamente se convertirá en una gran empresa, pero que podrá crecer de acuerdo a sus posibilidades.
  • Las áreas de interés de las mujeres están más conectadas con lo humano, con la vida cotidiana. De ahí que busquen proyectos o negocios relacionados con sus preferencias e intereses.